SatisfacciónSexual, recomienda peneXL.com como manual online para la tonificación peneana y la potencia sexual

 

El hombre y la mujer han olvidado cómo hacer el amor físicamente.
Esta es la mayor tragedia de todos los tiempos, ya que es la causa de la mayor infelicidad sobre la Tierra. Tanto ha ido continuando y empeorando lentamente el olvido durante muchos miles de años, que ahora es un problema crucial. Esto significa que sólo el hombre o la mujer individual tiene alguna oportunidad de empezar a corregirlo. No puede haber soluciones en masa. El problema es demasiado personal y demasiado profundo. Cada uno tiene que hacerlo por él o por ella mismo, o no se puede hacer. La infelicidad básica de la mujer, su perenne descontento, se debe a que el hombre ya no puede alcanzarla físicamente. El exceso emocional de ella, sus depresiones, sus lacrimosas frustraciones, incluso la tensión premenstrual, y finalmente las condiciones que conducen a una histerectomía y otros problemas uterinos se deben al fracaso sexual del hombre en liberar y recoger sus energías femeninas más fundamentales y más finas al hacer el amor. Estas energías extraordinarias bellas o divinas son hipersensitivas y cuando se dejan sin extraer en la mujer, como están ahora, degeneran en trastornos emocionales o psíquicos, y finalmente son ellas las que cristalizan en anormalidades físicas. El útero da a luz a todas las cosas.

La infelicidad básica del hombre, su inquietud perenne, se debe al olvido de cómo hacer el amor correctamente a la mujer, él ha perdido su autoridad divina y con ello el control sexual de él mismo.
Su degeneración psíquica o emocional se manifiesta racialmente como una obsesión sexual.
Todos los hombres sin excepción son obsesos sexuales.
La obsesión sexual origina en el hombre una fantasía sexual compulsiva, masturbación crónica, aún cuando él pueda vivir con una pareja, la represión sexual lo conduce a la cólera, la violencia, y al síntoma universal de perderse a sí mismo en el trabajo y la persecución de la riqueza para compensarse por su ineptitud como un verdadero amante.
Los negocios y el coleccionar riquezas son tapaderas en ambos sexos por la incapacidad o el miedo de amar bellamente a través del cuerpo.
A través del descuido del hombre de amar como mujer, el hombre sufre de eyaculación precoz, culpa, ansiedad, duda de sí mismo, impotencia, atrofia sexual, disfrazándose como desinterés sexual, abstinencia sexual debido al miedo reprimido al fracaso, bravata sexual y falta de verdadera sabiduría.
Todo ello él se lo inflige de nuevo a la mujer, agravando de esta manera el descontento básico de ella y su propia inquietud.
Cada virgen que se une hoy con un hombre está inmediatamente contaminada.
La falta de amor de él germina en ella la semilla racial del descontento. Ella se desilusionará. Ser un ser humano masculino completamente integrado requiere que el hombre asimile a través de su cuerpo las energías femeninas divinas que la mujer sólo puede liberar para él cuando hace el amor físico correctamente. Pero el hombre tiene que ser suficiente hombre, esto es, tiene que ser capaz de amarla lo suficiente, amarla lo suficientemente de forma divina o desinteresada durante el acto, para extraer estas energías del más profundo centro de la mujer. Esto no depende de la técnica. Ello requiere amor, puro amor. Ser capaz de amar esta forma es la autoridad que el hombre ha perdido, y su única verdadera autoridad sobre la mujer. La mujer, sin embargo, no cederá y no puede ceder sus energías divinas a ningún hombre que todavía no sea el mismo, esto es, que no esté totalmente integrado o alineado, no importa lo mucho que ella lo ame y quiera darle. Como muy pocos hombres sobre la tierra son hoy día ellos mismos, es decir, poseen la autoridad para expresar y absorber el suficiente amor a través de sus cuerpos para alcanzar la parte más alta de la mujer, la brecha de infelicidad entre hombre y mujer continúa creciendo.

SatisfacciónSexual, recomienda peneXL.com como manual online para la tonificación peneana y la potencia sexual

 

El hombre que ha desarrollado destreza sexual todavía no sabe cómo hacer este amor divino. Las sensaciones elevadas y los orgasmos son gratificantes y le dan a él una forma de autoridad, pero ellos no son el amor que la mujer anhela. El amor que él hace a la o las mujeres la satisfacen como una buena comida, pero pronto ella siente hambre de nuevo y finalmente ella desprecia su apetito y a ella misma ya que sabe que no está siendo amada.

Juntos en una relación, el castigo que el hombre tiene que pagar por su fracaso físico es servir a la mujer como la personificación del amor, es la emocionalidad tiránica de ella. Donde quiera que él ame, o trate de amar, un día ella lo sacudirá, lo aturdirá, lo devastará, revelándose de repente en ella misma el espíritu malo, el demonio femenino viviente de la emoción. Cualquier hombre que todavía no haya experimentado el odio de este demonio en la mujer todavía no ha experimentado el amor. Ella se muestra a sí misma cuando él está apegado y apenas puede alejarse. Cualquier mujer que no se ha visto todavía siendo el demonio todavía no se ha conectado con su amor. El demonio de la emoción en la mujer es el infierno sobre la tierra para el hombre. Esta es la parte de ella que el no puede manejar o comprender, porque es el demonio de su propio fracaso para amar que viene a la vida para despreciarlo, abusar de él y atormentarlo. El está aterrorizado por ello. El farolea y fanfarronea, pero finalmente, a medida que envejece en una relación, el demonio inevitablemente lo conquistará y lo forzará a entregar el último vestigio de su masculinidad y autoridad por algo de paz.
Entonces ellos envejecen juntos, sintiéndose a salvo pero medio muertos mientras se apoyan en el otro en el terrible mundo del compromiso. Mientras el mundo continúe como está, el demonio nunca permitirá que el hombre olvide su fracaso fundamental de amar correctamente a la mujer. La mujer debe ser amada. El futuro de la raza humana depende de que la mujer
sea amada, porque sólo cuando la mujer sea verdaderamente amada podrá ser el
hombre verdaderamente él mismo y reganar su autoridad pérdida. Sólo entonces
podrá volver la paz a la tierra. Sin embargo la mujer tal como es ahora no puede ser amada por largo tiempo o para siempre por el hombre tal cual es ahora. Juntos están atrapados en un círculo vicioso. Y sí se dejan llevar más tiempo de sus propias ideas de amor, no hay salida para ellos.

El amor es un lío espantoso sobre este planeta. Tiene que hacerse algo urgentemente. Se debe comenzar ahora, hoy. Y tú debes hacerlo. En estas dos cintas te voy a decir cómo hacer el amor físico de nuevo. Pero primero te voy a contar todo acerca del amor y te voy a dar una comprensión del propósito del amor y de tu lugar en el amor o la vida sobre la tierra. El amor sin propósito como puedes percibirlo en el mundo a tu alrededor, está desahuciado. Comprender el amor tal cual es y no como crees conocerlo o como lo imaginas, es la primera lección en hacer el amor. Voy a ser muy franco y abierto y te describiré el acto físico de hacer el amor con detalle usando palabras como "vagina" y "pene" y otros términos que los amantes utilizan. Te voy a estar hablando de forma muy íntima. Te sugiero que pongas las cintas una y otra vez cada vez que tengas nuevos 'insights' (percepciones) en el amor. No puedes aprender y hacer el amor divino en estas cintas. Debes absorberlo para que se vuelva parte de ti, parte de tu entendimiento. Sin embargo comprueba cada información con tu propia experiencia, escucha el sonido de tu verdad interior, el eco del conocimiento que una vez tuviste. La parte de ti más profunda y verdadera lo sabe todo.

Por lo que a mí respecta no hay ninguna razón por la que un niño no pueda oír estas cintas. De hecho me gustaría que cada chico o chica en su adolescencia las oyera repetidas veces mientras crecen, especialmente las jóvenes. El único problema es que cuando un niño o adolescente haga preguntas inteligentes después de oír las cintas debiera haber un adulto inteligente alrededor que las contestara de forma honesta y auténtica desde una posición de amor y comprensión, fuera del círculo vicioso. Confío en ello.

SatisfacciónSexual, recomienda peneXL.com como manual online para la tonificación peneana, el aumento de la potencia sexual y consejos sexuales para la sexualidad plena

 

El principal problema en hacer el amor es la eyaculación precoz del hombre. Y la mujer, como explicaré más tarde contribuye a esto insospechadamente. La eyaculación precoz se debe a la emoción causada por la excitación y anticipación por parte de ambos. Esta emoción particularmente en el hombre está ahí tiempo antes de que comience el juego amoroso o el acto físico.
En el hombre hay una continua excitación presexual, o un nivel de agresión incrementada de emoción, debido a su fantaseamiento sexual normal u obsesión sexual. A través de la broma y de la conversación sobre sexo con otro hombre, lecturas sobre sexo, alusiones maliciosas al sexo en compañías mixtas, pensando en sexo, mirando a mujeres en público y haciendo conexiones lujuriosas conscientes y habitualmente inconscientes, el hombre mantiene relativamente alto su nivel de agresión básica o su emoción sexual. Si te imaginas a un hombre como un termómetro sexual normalmente estará registrando unos 25 grados de emoción sexual a causa de su obsesión sexual, mientras que la mujer está alrededor de los 5 grados. La mujer es básicamente menos agresiva que el hombre porque ella no está básicamente obsesionada con el sexo. Como consecuencia, fuera de sus numerosas fijaciones e inhibiciones, el hombre está preparado para el sexo a cualquier hora, mientras que la mujer no. Para que ella quiera hacer el amor necesita que se aumente su temperatura sexual básica.
En el juego amoroso antes de unirse, el flirteo, manoseo, los besos y las caricias de los pechos y genitales elevan la temperatura sexual o la emoción por ambas partes. Esto, añadido al nivel normal elevado de estimulación del hombre debido a su obsesión sexual, lo hace fantasear mucho más intensamente que ella. Por tanto, de nuevo su temperatura sexual se eleva a mucha mayor velocidad.
Para el momento en que está a punto de entrar en ella, el se está quemando a noventa y nueve grados, y subiendo rápidamente con expectación e impaciencia. Ella está en sus confortables y agradables setenta grados, y también elevándose. A veces ella solo tiene que abrirle sus piernas: la imagen fantástica final realizada y él eyacula, o su pene la toca o simplemente penetra los labios de la vagina y se corre, o justo se las arregla para entrar en la vagina y en segundos su temperatura sexual cae de un febril ciento y pico hasta cero mientras egoístamente eyacula fuera en un tanto estado de frialdad y de desinteresada falta de deseos.
La mujer es amor, gracias a Dios. El amor es su verdadera naturaleza por debajo de toda emoción, nociones y fijaciones. Si ella lo ama, o si ella sola ama, puede soportar la decepción sexual. La mujer en todos los niveles representa a la madre, el verdadero arquetipo femenino, la madre tierra, en la que todos nosotros nos deleitamos y encontramos nuestro placer, incluso si ella es solo una botella de whisky hecha de granos de tierra y agua. El hombre, tal como es ahora, es como un niño ante el amor sin fronteras de ella, la verdadera mujer que toda mujer sabe que es por debajo de sus neurosis. En su amor ella puede perdonarlo por correrse, anulándole a ella su propio mecanismo de deseo, tomar su mundana inquietud expresada en su orgasmo y acogerlo allí dentro de ella, amuchachado y nuevo en su breve momento de paz.
Para la mujer, la satisfacción de su amor es tomar de él dentro de ella, todo lo que él pueda dar, mientras en recompensa le ofrece cada pedazo de ella misma en una entrega completa y dulce de amor. Pero cuando el hombre se va prematuramente no la ama lo suficiente para darse a ella por completo. El no tuvo tiempo. Por tanto ella no pudo darle todo el amor que ella tenía que dar. Al llegar él se fue, la dejó. A causa de ello él es un poco menos hombre, ella es un poco menos ella misma, y en contra de la escalada de la lucha racial entre hombre y mujer para unirse están un poco más apartados. La mujer cuando ama puede disolver en ella misma la mayoría de las frustraciones ocasionadas por la eyaculación precoz del hombre. Así y todo, cualquier emoción residual de ello se vuelve una parte del demonio que lo crucificará a él mañana. Pero su amor no puede compensar del todo la necesidad insatisfecha de ser relevada de sus energías más finas, para expresar o descargar al hombre en el acto de amor su belleza femenina intrínseca, la fragancia divina que se desarrolla continuamente en cada mujer y que está detrás de toda necesidad del hombre de ella. El dolor de
tener que llevar esta carga innecesaria debido al descuido del hombre es el profundo agravio que sostiene los arranques castigadores de cólera y la furia emocional del demonio.

SatisfacciónSexual, recomienda peneXL.com como manual online para la tonificación peneana, el aumento de la potencia sexual y consejos sexuales para la sexualidad plena

 

Un hombre que llega prematuramente ha perdido temporalmente su poder de amar, se ha perdido a sí mismo, por lo tanto no puede tomar la entrega completa de la mujer y por eso está sin la auténtica autoridad. El lo sabe y se avergüenza de ello. La única autoridad válida que el hombre puede tener sobre la mujer es a través del amor, y esa autoridad se la concederá ella cuando él le demuestre suficiente amor para aceptarla y tomar su total entrega. ELLA PUEDE DAR SOLO LO QUE EL PUEDE TOMAR. La inventada autoridad física y económica del hombre sobre la mujer en el mundo durante los últimos miles de años ha sido parte del feo trabajo de pagarla con ella por la propia debilidad de él - la abdicación de su verdadera autoridad -. La trágica división entre ella y su amante continúa de generación en generación, por que el hombre se ha olvidado de sí mismo, ha olvidado como amar, y la mujer que puede ser tan generosa y munífica como auténticamente amorosa no puede darse a sí misma, no puede alcanzar su satisfacción natural sin él. La razón por la cual la mujer no fantasea sobre el sexo casi tanto como el hombre es porque el sexo no es tanto una gratificación para ella. Para la mujer el sexo es más amor, y el amor no puede fantasearse a diferencia del sexo. Amar es guardar la imagen callada del amado en la consciencia. La fantasía de uno empieza como una imagen erótica; la sexualidad y las tiendas de sexo toman posesión del amor.
Para el hombre, el sexo también puede ser amor. Pero debido a que él lo usa invariablemente para eyacular como un medio de liberar su agresión psíquica reprimida, su emoción sexual, contiene mucha gratificación y egoísmo, él usa a la mujer. Si pudiera unirse a ella sin llegar, comenzaría a amarla correctamente o por ella misma.

La eyaculación, por lo que al hombre concierne, normalmente marca el final del acto.
Hoy, amando correctamente, y siendo la sensación en la vagina o el pene, y tratando de no agarrarse a una identidad separada, que es el ego, el hombre o la mujer entrará a tiempo en la conciencia del amor que yace detrás de la parte del cerebro que controla los genitales. Aquí, los dos polos del amor sobre la tierra, el masculino y el femenino, se unen en la magia de la conciencia, la divina presencia de su mutua divinidad. El Amor o Dios nunca puede ser el tema de un ejercicio filosófico. El Amor o Dios es demasiado real. El Amor o Dios es vivir y hacer ahora, no especular sobre él, no pensar sobre él. Confío no haber sido filosófico en estos escritos, sino efectivo y práctico, para que el Amor y Dios sean verdaderamente servidos en tu comprensión - no sólo cuando estés haciendo el amor, sino cuando ahora tengas la oportunidad de ser el amor que nunca hiciste. Puesto que ahora es cada momento. Deja que acabe remitiéndome al romance. El romance no es algo pasajero. Romance no es una caja de chocolates, aniversario recordados, palabras dulces, cosas bonitas, cartas de amor o hermosas tardes juntos. Estas son partes del romance de vivir, y también lo es la muerte que lo estropea todo. No puedes tener lo bueno sin el choque de lo malo en el romance de vivir.

El verdadero romance es el mito de la vida, la aventura estupenda del hombre y la mujer juntos, descubriendo a través del amor, a través del otro, que no hay muerte, no hay final en la vida o el amor que no se aferra o teme.

SatisfacciónSexual, recomienda peneXL.com como manual online para la tonificación peneana, el aumento de la potencia sexual y consejos sexuales para la sexualidad plena

 

INICIO

 

Agrandar el Pene con PeneXL.com, ejercicios naturales comprabados

Esta pagina contiene:
kama sutra posturas kama sutra posturas del kama sutra palmasutra original tantric kamasutra vatsyayana kamasu ananga ranga karma sutra erotic the movie cama sutra camsutra monsoon karmen teaches kum manara camasutra ks tantra ka sama kamura camas bibliomania mira nair kantra hooper anangaranga omnimedia cama ananga koka larma cosmo kana suma kamaz weekender indira bedside satra cantra beurs utra sumatra gurka kajuraho santra sutras intercourse khajuraho karma gamasutra shastra kuma position kamma illustrated g spot tantric sex sexual positions