SatisfacciónSexual, recomienda peneXL.com como manual online para la tonificación peneana, el aumento de la potencia sexual y consejos sexuales para la sexualidad plena

Se realizó un estudio descriptivo a 90 personas de 60 años y mas, pertenecientes al Consultorio Médico de la Familia No.24 del municipio de Taguasco, provincia de Sancti-Spíritus, con el objetivo de valorar el comportamiento de la sexualidad en la tercera edad. Para ello se confeccionó una encuesta que respondiera a nuestros objetivos. Dentro de las conclusiones que encontramos en nuestro estudio vemos que: en el grupo de ancianos predominó la edad entre 60-74 años, el sexo femenino, los que tienen pareja estable, los jubilados en el sexo masculino y en el femenino, las amas de casa y las familias extensas con alteraciones en la dinámica. La mayoría de los ancianos refieren que no tiene privacidad para las relaciones sexuales, siendo sus relaciones afectivas con la pareja regulares. La patología más frecuente detectada en este grupo fue la Artrosis seguida por la Hipertensión Arterial. Resultó notable como más de la mitad de los ancianos refieren tener relaciones sexuales activas y la mayoría las consideran agradables y normales. En este tema aún la información se consideró muy deficiente por lo que recomendamos hacer un mejor trabajo educativo con los ancianos sobre este aspecto tan importante para su calidad de vida.


Introducción
El fenómeno del envejecimiento en la población se produce de forma paulatina y en él intervienen la fecundidad, la mortalidad y las migraciones, variables que en acción combinada en el tiempo determinan el crecimiento y la estructura por edades de la población; de suma importancia para la planificación económica y social de cualquier país.
En el mundo, en términos absolutos, el número de personas de 65 años y más se habrá multiplicado aproximadamente por cuatro entre 1955 y 2025 y su proporción frente a la población total va a duplicarse (5,3 % en 1955 – 10 % en el 2025).
En Cuba es importante precisar que al encontrarse la fecundidad por debajo del nivel de reemplazo (menos de una hija por mujer) la población de 0-14 años ha ido disminuyendo con respecto al total y al mismo tiempo al descender los niveles de mortalidad, ha aumentado la proporción de las personas de 60 años y más que en los últimos años, desde el punto de vista cuantitativo ha tenido una significación importante en el proceso de envejecimiento.
Las provincias más envejecidas del país son Villa Clara y Ciudad de la Habana con índices de 17,4 % y 17,1 % respectivamente. Sancti Spiritus desde 1998 se suma sobre el 15 % para llegar a una provincia con grado III de envejecimiento. Actualmente consta con el 15,9 % del total de la población mayor de 60 años.
Esta dinámica poblacional que se ha presentado en las últimas décadas, evidencia la aparición de un proceso de envejecimiento y las proyecciones de población revelan que para el año 2025, Cuba será el país más envejecido de la región y según las proyecciones de la población, se espera que para este año el 24 %, estará comprendida en el grupo de 60 años y más y alrededor del 55 % sean mujeres.
La vejez es un proceso que en orden biológico se manifiesta por una disminución genérica del metabolismo; pero es importante tener en cuenta la sociedad en la cual se desarrolla ya que es un proceso biopsicosocial.
En nuestra sociedad, la ancianidad constituye un problema serio de salud, al constituir ésta un derecho de la población, se trabaja cada vez más en torno a la creación de condiciones óptimas para la atención geriátrica. Por otra parte los adelantos de la revolución científico-técnica, hacen que la vejez hoy en día tenga características cualitativamente diferentes a hace un cuarto de siglo. Por ello, un hombre o mujer a los 60 – 65 años en Cuba, por regla general tiene un nivel aparencial de mucho menos edad, tal como sucede en países de alto desarrollo.
La atención al anciano ha alcanzado logros notables en nuestro país, sin embargo en el abordaje de la sexualidad en la tercera edad persisten actitudes retrógradas que son muy similares a las que existían en siglos anteriores y que tienden a rechazar, burlarse o en el mejor de los casos ignorar la existencia de actividad sexual en las personas mayores de 60 años.
Esta actitud ante la sexualidad en la tercera edad puede tener dos explicaciones:
En primer lugar, la incorrecta asociación que se le ha establecido entre sexualidad y reproducción, mediante la cual se considera que solo es normal la actividad sexual durante la edad reproductiva y por tanto los ancianos no tienen porque practicarla.
En segundo lugar, la existencia del prejuicio (viejo = enfermo) que es tan fuerte que se instala en los destinatarios del prejuicio e incluso en el personal que atiende los ancianos./p>
Existen conceptos equivocados en que se plantean que la actividad sexual debe desaparecer en la edad avanzada como un apagamiento fisiológico inevitable y por lo tanto, desear o hacer en materia sexual después de los 60 años, no es natural, fisiológico, moral, socialmente bien visto. De ahí que esta idea de muerte sexual se convierta para muchas personas de ambos sexos en un factor de ansiedad cuando llega a la edad madura y ve aproximarse esa etapa crítica, lo que provoca el comienzo de trastornos en la función sexual de índole puramente psíquico.
Muchos jóvenes se sorprenden y avergüenzan al ver las ostensibles manifestaciones de cariño de los mayores y se producen comentarios agresivos e irónicos como son: “Hay que comportare de acuerdo a su edad”, “Ustedes ya no están para eso”, “Eso es de viejo verde.”, etc.

SatisfacciónSexual, recomienda peneXL.com como manual online para la tonificación peneana, el aumento de la potencia sexual y consejos sexuales para la sexualidad plena


Sabido es que la problemática de la población envejecida es de difícil abordaje. La complejidad de los problemas que generalmente afecta a un anciano frágil, demanda el concurso de varias disciplinas: Medicina, Psicología, Enfermería, Trabajo Social y otros para evaluarlos de forma real. Su solución con frecuencia escapa de la intervención aislada del trabajador de la salud y precisa la participación de otros sectores de la sociedad.
No se pueden olvidar las falsas creencias y mitos acerca de los factores que contribuyen a la desvalorización de los ancianos, los que están agrupados del modo siguiente:
1. Las desviaciones sexuales son más frecuentes en la vejez.
2. La actividad sexual es mala para la salud, especialmente en la vejez.
3. Es indecente y de mal gusto que los viejos tengan interés por la sexualidad.
4. Actitudes ante la vida sexual de los mayores: censura, reproche, miedo, sorpresa, risas y chistes.
5. En la menopausia termina la vida sexual.
6. Las personas de edad no son sexualmente deseables, no tienen deseo sexual y no son sexualmente capaces.

Estudios actuales han demostrado que la actividad sexual del anciano está influenciada por un grupo de factores que pueden incluso hacerla desaparecer y cuyo conocimiento es necesario:
- Factor de pareja: esta es la causa que más provoca abstinencia sexual sobre todo en la mujer. Existe mayor tendencia a la viudez en la mujer y la sociedad no aprueba que una anciana trate de buscar una nueva pareja después de enviudar y por lo tanto estas mujeres renuncian a la sexualidad.
- Deterioro de la relación matrimonial: este aspecto es uno de los que más se ve en las consultas como causa de trastornos sexuales en la ancianidad e influye entre otros en la monotonía de la relación sexual y en los problemas de la comunicación.
- Salud: Innumerables enfermedades mentales y físicas pueden influir negativamente en la sexualidad en la tercera edad. Toda enfermedad debilitante que afecte el psiquismo, por diferentes mecanismos, pueden dar al traste con toda actividad sexual. La Diabetes Mellitus es un ejemplo típico de enfermedad crónica que puede afectar las relaciones sexuales en el anciano. La artrosis, sobre todo en la mujer puede dificultar la realización del coito.
- Sexo: es muy común que la pauta sexual de la pareja sea impuesta por el hombre, dado a que ese es el papel que se le asigna la sociedad y se da el caso de que la mujer pueda quedar por debajo de sus deseos o aceptar la actividad, para mantenerse a tono con su pareja.
- Condiciones domésticas: es muy frecuente en nuestro país que coincidan tres generaciones habitando la misma casa y generalmente los ancianos tiene que compartir su habitación con otra persona, pues no se piensa que ellos necesitan privacidad.
- Jubilación: Este cambio en rol social y la preocupación derivada de este, cuando no se está preparado para afrontarlo, actúa de forma negativa en las relaciones sexuales del anciano.

El envejecimiento en sí mismo al ser un proceso fisiológico, no cursa como una enfermedad. Cuanto más se cuide un individuo en su juventud, cuanto menos beba, fume o consuma medicamentos, cuanto menos kilos tenga y más ejercicios físicos haya efectuado, tendría más posibilidad y sin problemas y si a esto se le agrega haber tenido un ejercicio gozoso frecuente e intenso del erotismo, se arriba a la tercera edad sin inconvenientes funcionales en el área genito-sexual.
Durante investigaciones realizadas sobre la sexualidad de las personas de la tercera edad, muestran que éstas, con relativa buena salud y que gusten del sexo, son capaces de mantener su actividad sexual. Esta capacidad depende de la vida pasada y de la actitud con respecto a la ancianidad en su conjunto y en particular de sus propias creencias e imágenes.
En la vejez, existe mayor experiencia sexual, mayor entendimiento en la interacción con la pareja, mayor ternura y sabiduría. Como en esta etapa de la vida se agudiza el criterio de la realidad, se toma mayor conciencia de lo que puede y no puede hacerse con el sexo, el erotismo está vigorizado en comparación con el acto sexual propiamente dicho, con una mayor consolidación de la pareja. Al desaparecer los intereses o las preocupaciones reproductivas, la sexualidad en esta etapa de la vida, tiene como único fin el dar y recibir placer.
Todo lo planteado anteriormente, indica que en la tercera edad no constituye una utopía hablar sobre la sexualidad, sino lo contrario una verdad incuestionable. Por lo tanto el Psicólogo como profesional de la Salud, puede contribuir de forma eficaz a la eliminación de tabúes y prejuicios sobre la sexualidad y la vejez, mejorar la calidad de vida de los ancianos y lograr que estas personas estén en condiciones de:
- Asumir a lo largo de toda su vida su sexualidad de una manera enriquecedora, placentera y responsable.
- Desarrollar una autoimagen positiva para sustentar su autoestima y autonomía, asumiéndose en la originalidad de su identidad de género.
- Poder vivenciar su sexualidad distinguiendo la función reproductiva del placer.
- Desarrollar la capacidad de sentir, gozar, amar y ser amado.

SatisfacciónSexual, recomienda peneXL.com como manual online para la tonificación peneana, el aumento de la potencia sexual y consejos sexuales para la sexualidad plena

 

Por tanto, nos planteamos como HIPÓTESIS de nuestro trabajo las siguientes:
1. En la tercera edad pueden mantenerse las relaciones sexuales.
2. Sobre estas relaciones sexuales pueden influir factores tales como: estado físico y mental, relaciones afectivas con la pareja, privacidad, estructura y funcionamiento familiar, así como la educación sexual.

OBJETIVOS:
General:
Valorar el comportamiento de la sexualidad en un grupo de ancianos.
Específicos:
1. Describir algunas variables de carácter general como son la edad, el sexo, estado civil y ocupación.
2. Determinar la influencia que tienen en las relaciones sexuales de los ancianos, algunos factores como estructura familiar, privacidad, relaciones familiares y relaciones afectivas con la pareja.
3. Identificar las patologías más frecuentes en los ancianos estudiados y su posible repercusión en la actividad sexual.
4. Analizar la existencia de relaciones sexuales activas así como la frecuencia de las mismas en el grupo de ancianos que se estudian.
5. Determinar la influencia de la Educación Sexual sobre la opinión de los ancianos acerca de la sexualidad en la tercera edad.

METODOLOGÍA:
En nuestra investigación se realizó un estudio descriptivo con un universo de trabajo de 434 personas pertenecientes al CMF No.24 del municipio de Taguasco perteneciente a la provincia de Sancti Spiritus.
Se tuvo en cuenta para la selección la muestra a 93 personas de 60 años o más, que representan el 21,4 % de la población total. Se excluyeron de nuestro trabajo aquellos ancianos con limitantes de orden psíquico y mental y los que no estuvieron de acuerdo en cooperar, quedando conformada definitivamente por 90 ancianos, para un 96,7 % del total, lo que consideramos representativo.
Todo este estudio se efectuó en el período comprendido desde febrero hasta diciembre del año 2003.
Para dar respuesta a nuestros objetivos se elaboró una encuesta la cual fue aplicada de forma individual por el autor del trabajo para evitar valoraciones subjetivas en los resultados y por constituir datos de carácter confidencial. También se utilizaron datos de las Historias Clínicas familiares e individuales.

Los datos obtenidos, se reflejaron en tablas utilizando el método porcentual para el procesamiento estadístico.

SatisfacciónSexual, recomienda peneXL.com como manual online para la tonificación peneana, el aumento de la potencia sexual y consejos sexuales para la sexualidad plena

 

DEFINICIONES OPERACIONALES:
Relaciones afectivas de la pareja:
Buenas: Existe confianza entre ambos, se apoyan mutuamente, existe buena comunicación, el clima emocional predominando el afecto y la comprensión.
Regulares: Existe confianza y apoyo entre los miembros de la pareja, pero existe una pobre comunicación en el plano verbal y afectivo.
Malas: No existe confianza ni apoyo entre los miembros de la pareja. La comunicación verbal y afectiva es deficiente, predomina la indiferencia y los sentimientos de soledad.

Clasificación de la familia de cuerdo a su estructura
· FAMILIA NUCLEAR: padres casados o no con o sin hijos.
· FAMILIA EXTENSA: conviven entre 2 y 4 generaciones.
· FAMILIA AMPLIADA: conviven miembros que no proceden de líneas generacionales directas.

Conclusiones
1. La mayoría de los ancianos se encuentran en las edades comprendidas entre 60 y 74 años predominando el sexo femenino.
2. En ambos sexos predominan los que tienen pareja estable, seguidos de la viudez, siendo esta más representativa en el sexo femenino.
3. En cuanto a ocupación el mayor número de hombres correspondió a jubilados y las mujeres a amas de casa.
4. La mayoría de las familias donde conviven los ancianos están clasificadas como extensas.
5. La mayoría de la muestra estudiada refiere falta de privacidad para las relaciones sexuales.
6. En cuanto al funcionamiento familia constatamos que existe un predominio de las familias con alteraciones en la dinámica.
7. En su mayoría los ancianos clasifican sus relaciones afectivas con la pareja como regulares.
8. En cuanto a patologías padecidas por los ancianos, ocupa el primer lugar la artrosis, seguida de la hipertensión arterial y los trastornos nerviosos.
9. Más de la mitad de los ancianos de la muestra refieren tener relaciones sexuales activas, predominando en el sexo masculino.
10. En cuanto a la frecuencia de relaciones sexuales predomina la mensual seguidos de la quincenal.
11. La opinión predominante sobre las relaciones sexuales en la vejez es que son agradables y normales si ambos miembros de la pareja lo desean.
12. La información que reciben nuestros pacientes de la tercera edad sobre sexualidad es deficiente.

SatisfacciónSexual, recomienda peneXL.com como manual online para la tonificación peneana, el aumento de la potencia sexual y consejos sexuales para la sexualidad plena

 

INICIO

 

Agrandar el Pene con PeneXL.com, ejercicios naturales comprabados

Esta pagina contiene:
tercera edad la tercera edad residencias tercera edad residencia tercera edad residencias de la tercera edad residencias de tercera edad residencias tercera edad madrid viajes tercera edad residencia de la tercera edad sexo tercera edad residencias para la tercera edad centros tercera edad actividades tercera edad residencias privadas tercera edad gimnasia tercera edad sexo en la tercera edad actividad fisica en la tercera edad convenio colectivo residencias tercera edad asociaciones tercera edad residencias tercera edad valencia actividades para la tercera edad fotos tercera edad ocio tercera edad convenio residencias tercera edad residencias tercera edad barcelona sexualidad en la tercera edad ayudas tercera edad deporte en la tercera edad ocio en la tercera edad servicios tercera edad animacion tercera edad residencias tercera edad en madrid centros de dia tercera edad residencias tercera edad comunidad de madrid fundacion tercera edad animacion sociocultural tercera edad cursos tercera edad deportes para tercera edad vacaciones tercera edad fundacion española de la tercera edad turismo tercera edad chat tercera edad animación tercera edad deporte tercera edad normativa residencias tercera edad ejercicios para la tercera edad porno tercera edad residencia tercera edad madrid aulas tercera edad gimnasia para la tercera edad aulas de la tercera edad tercera edad sexo fotos fundación española de la tercera edad enfermedades de la tercera edad residencias de la tercera edad en madrid subvenciones tercera edad ejercicios tercera edad juegos para la tercera edad viajes para la tercera edad alimentacion en la tercera edad juegos tercera edad legislacion residencias tercera edad sexualidad tercera edad programas tercera edad residencias tercera edad zaragoza deporte y tercera edad